Vieja

Se conocieron por asuntos de trabajo. Él, un hombre guapo. Ella de belleza común. Aparenta haber cierta atracción. Como en muchas situaciones, se intercambia información sobre si están casados o si son solteros. Él es casado. Cuando ella informa su soltería, él inmediatamente inquiere si de él quedar soltero, habría oportunidad para él con ella. Ella indica que no cree. Él insiste e indica que él nunca ha sido infiel, pues no tiene la necesidad, ya que su esposa es joven y bonita. La conversación continua y el tema de la edad surge. Cuando sale a relucir que ella es 10 años mayor que él, su reacción inmediata fue, “ha tú eres una vieja”. Ella se limitó a responder que no le importaba su opinión. Ella recordó, pero no lo dijo “gallina vieja da buen caldo”. Hubiese sido una invitación a continuar el coqueteo. Realmente, no le interesaba. Allí acabó la interacción. Se volverán a ver, pero el tema no surgirá, pues segura ella está de que él buen candidato no es. Por lo en casado o por lo espontáneo de su opinión en cuanto a la vejez de ella. Que le vaya bien.