Vejez

Despierto cada día pensando en lo dichosa que soy de aquí haber llegado. Alegrías y tristezas ha tenido mi vida. Esas alegrías y tristezas me han enseñado a apreciar lo bello de la vida. Me motivan a seguir adelante ya que se y estoy convencida de que las tristezas pasaran y las alegrías perdurarán hasta el último de mis días. Así que a más vieja pretendo llegar saboreando mis alegras, disipando las penas y disfrutando de las cosas buenas que a mí puedan llegar. Con sensatez enfrentaré las tristezas que me queden por vivir.  Atesoraré cada alegría como si fuera la última. Con anhelo esperaré cada una de ellas para saborearlas hasta el final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s